AGUA REUTILIZABLE PARA RIEGO Y DEPURADORAS SIN OLORES 100% GARANTIZADO

¿Cómo afectan las aguas residuales a la salud humana?

Las aguas residuales que no se gestionan de la manera adecuada representan un serio riesgo para la salud humana: contienen distintos contaminantes que causan enfermedades y afectan la calidad de vida.

Las aguas residuales que no se gestionan de la manera adecuada representan un serio riesgo para la salud humana: contienen distintos contaminantes que causan enfermedades y afectan la calidad de vida. 

Veamos cómo las aguas residuales pueden afectar nuestra salud y qué medidas se deben tomar para mitigar estos riesgos.

Contaminantes presentes en las aguas residuales

Las aguas residuales contienen contaminantes peligrosos para la salud humana, como:

  • Patógenos: Pueden contener bacterias, virus, protozoos y helmintos.
  • Sustancias químicas: Las aguas residuales industriales pueden contener metales pesados (como plomo, mercurio y cadmio), compuestos orgánicos (como benceno y cloroformo) y productos farmacéuticos que pueden ser tóxicos para los humanos.
  • Nutrientes: Altos niveles de nitrógeno y fósforo en las aguas residuales pueden provocar la eutrofización de los cuerpos de agua, un proceso por el cual se incrementa la concentración de estos nutrientes y ello conduce a un aumento desproporcionado del crecimiento de plantas acuáticas y algas. Eso tiene efectos negativos en la calidad del agua y en la salud del ecosistema acuático, dado que se liberan toxinas dañinas.
  • Contaminantes emergentes: Microplásticos, productos químicos perfluorados (PFAS) y otros compuestos persistentes que pueden causar efectos adversos para la salud a largo plazo.

Impactos en la salud: Enfermedades agudas y crónicas

Las aguas residuales sin tratar (o inadecuadamente tratadas) representan una seria amenaza para la salud humana porque los contaminantes son causantes de enfermedades. 

Estos contaminantes pueden ingresar al cuerpo humano a través del consumo de agua contaminada y, también, mediante la exposición dérmica o la inhalación de vapores tóxicos. 

Cuando esto sucede, las personas pueden sufrir distintas patologías agudas y crónicas:

Enfermedades gastrointestinales

El consumo de aguas residuales contaminadas con bacterias, virus y parásitos puede causar enfermedades gastrointestinales agudas, que se manifiestan con síntomas como diarrea, vómitos, náuseas, dolor abdominal y fiebre. Las enfermedades más comunes transmitidas por el agua incluyen:

  • Cólera: Causada por la bacteria Vibrio cholerae, que provoca diarrea acuosa grave y suele llevar a la deshidratación rápida y a la muerte si no se trata adecuadamente.
  • Hepatitis A: Un virus que afecta al hígado y provoca síntomas como fatiga, náuseas, fiebre y dolor abdominal.
  • Gastroenteritis: Una inflamación del tracto gastrointestinal causada por diversos agentes infecciosos, como rotavirus, norovirus y E. coli, que se transmiten a través del agua contaminada.

Enfermedades Infecciosas

Las aguas residuales también pueden transmitir enfermedades infecciosas más graves si contienen patógenos como bacterias, virus y parásitos. Algunas de las enfermedades infecciosas asociadas con aguas residuales contaminadas incluyen:

  • Fiebre tifoidea: Causada por la bacteria Salmonella typhi, que provoca fiebre alta, dolor de cabeza, dolor abdominal y erupción cutánea.
  • Leptospirosis: Una enfermedad bacteriana transmitida por la orina de animales infectados que puede provocar fiebre, dolores musculares, ictericia y daño renal.
  • Amebiasis: Causada por el parásito Entamoeba histolytica, que provoca disentería amebiana con diarrea sanguinolenta y dolor abdominal intenso.

Problemas Respiratorios

Además de las enfermedades transmitidas por el agua, las aguas residuales también pueden liberar contaminantes químicos volátiles que pueden afectar el sistema respiratorio humano. La exposición crónica a vapores tóxicos presentes en aguas residuales contaminadas puede provocar:

  • Irritación respiratoria: Síntomas como tos, dificultad para respirar, congestión nasal y dolor de garganta.
  • Asma y alergias: La exposición a alérgenos en aguas residuales, como esporas de moho y partículas orgánicas, puede desencadenar o empeorar condiciones asmáticas y alérgicas.

Impactos Crónicos

Además de las enfermedades agudas, la exposición prolongada a contaminantes en aguas residuales puede causar problemas de salud crónicos a largo plazo, incluyendo:

  • Cáncer: La presencia de carcinógenos en aguas residuales, como metales pesados y compuestos orgánicos persistentes, aumenta el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, como cáncer de riñón, hígado y vejiga.
  • Trastornos endocrinos: La exposición a disruptores endocrinos presentes en aguas residuales puede interferir con el sistema hormonal humano y contribuir al desarrollo de enfermedades como la diabetes y los trastornos reproductivos.
  • Problemas neurológicos: Algunos contaminantes presentes en aguas residuales, como metales pesados y solventes orgánicos, pueden tener efectos neurotóxicos y contribuir al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.

¿Cómo mitigar estos problemas?

Para proteger la salud pública frente a los riesgos que provocan las aguas residuales, se deben implementar varias medidas:

  • Tratamiento de las aguas residuales: Los sistemas de tratamiento son elementales para poder eliminar patógenos, nutrientes y sustancias químicas antes de la descarga o reutilización del agua.
  • Educación y concientización: Se debe informar a la población sobre los riesgos del uso de aguas residuales no tratadas y promover prácticas de higiene adecuadas.
  • Control de fuentes de contaminación: También es importante regular y controlar las descargas industriales para prevenir la contaminación de aguas residuales con sustancias tóxicas.
  • Uso seguro del agua: Es vital promover el uso seguro del agua para beber, cocinar y lavar, especialmente en áreas donde las fuentes de agua están contaminadas.

La salud también está en peligro

Las aguas residuales son siempre vistas como una amenaza para el medio ambiente, pero debemos tener en cuenta que también representan una gran amenaza para la salud humana si no se gestionan adecuadamente. 

Por eso, es tan importante implementar sistemas de tratamiento y educar a la población para que lleve a cabo prácticas de higiene adecuadas.

Compartir publicación

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Publicaciones relacionadas

Abrir chat
1
Escanea el código
WhatsApp Depuradoras MSB
Hola,

Pon tu consulta y te contestamos en horario de oficina