Cómo funciona una depuradora de aguas residuales

La depuración o tratamiento de aguas residuales es imprescindible para evitar la contaminación del subsuelo, así como para garantizar las condiciones de higiene en una ciudad o en una zona residencial aislada de la urbe. El tratamiento de las aguas residuales tiene como fin eliminar los contaminantes que están presentes en ellas, ya sean industriales o domésticos, para su devolución al medio natural. Una depuradora de aguas residuales doméstico es un sistema que se implementa en las viviendas aisladas para llevar a cabo esta labor. En este artículo te explicamos exactamente cómo funciona una depuradora de aguas residuales y todo lo que necesitas saber en torno a ellas.

¿Qué es la depuración del agua residual?

La depuración del agua residual consiste en el tratamiento de este recurso mediante una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que sirven para eliminar los contaminantes presentes en ella, de manera que el ser humano pueda volver a hacer uso de ella. El agua que procede de los núcleos urbanos y de las industrias es depurada en lo que se conoce como una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), ahora bien, en muchos casos esta es sometida a un pretratamiento antes de acabar en las estaciones depuradoras, sobre todo cuando se hace uso de fosas sépticas en viviendas particulares o aisladas —y previo al momento en el que acude el camión cisterna a recogerla—. No es el mismo proceso que se sigue con una depuradora de agua residual doméstica, como es el caso del popular sistema IBag, en cuyo caso no resulta necesario que acuda ningún vehículo especializado para su recogida y el mantenimiento para el usuario es menor —tal como explicamos en este artículo más abajo—.

Qué tratamientos se llevan a cabo en una Estación Depuradora de Aguas Residuales

Antes de responder a cómo funciona una depuradora de aguas residuales es importante dejar claro cuáles son los tratamientos que se llevan a cabo para depurar el agua por completo en estas plantas de tratamiento especializadas, de esta forma podrás entender el valor de su saneamiento para poder volver a hacer uso de ellas y en qué casos. Los tratamientos que se llevan a cabo son los siguientes:

  • Pretratamiento: El objetivo, tanto para depuración, como para la potabilización y desalación, consiste en la eliminación de fragmentos grandes presentes en ella, como ramas y demás elementos.
  • Tratamiento primario: Elimina los sólidos flotantes y en suspensión, así como las arenas, las grasas y los aceites. Este tratamiento suele llevarse a cabo en las fosas sépticas residenciales.
  • Tratamiento secundario: Este se compone de diferentes tipos de tratamientos biológicos y su objetivo principal es eliminar la materia orgánica de la composición del agua residual.
  • Tratamiento terciario: Es el último escalón. Este último tiene como fin eliminar los agentes patógenos, además consigue disminuir los sólidos en suspensión y la materia orgánica residual.

Después de que el agua haya sido sometida a todos estos tratamientos puede volver a ser utilizada tanto para el riego —de jardines públicos o privados—, así como para la agricultura y sin causar ningún riesgo para la salud humana.

Qué es una depuradora de aguas residuales doméstica

La función de una depuradora de aguas residuales doméstica es tratar el agua producida en casas unifamiliares donde no existen sistemas de alcantarillado. Estas funcionan mediante la oxidación total, de hecho, se trata de pequeñas estaciones depuradoras de aguas residuales que puede tener cada usuario en su casa y cumplen con una función muy similar a la que ofrecen las grandes plantas de tratamiento de aguas residuales —pero a menor escala—. Los sistemas de oxidación total de las depuradoras de aguas residuales funcionan mediante tratamientos biológicos que forman bacterias y microorganismos aeróbicos. Gracias a estos últimos es posible realizar la destitución y modificación de la materia orgánica presente en las aguas negras y aguas fecales, de hecho, se encargan de la segregación y posterior trasvase de los fangos producidos que finalmente son depositados en un cesto. Además, depuradoras como las de MSB cumplen con los requisitos de la norma europea UNE 12566-3 A2 y la ISO 9001, entre otras, que certifican la calidad del agua que es tratada en este tipo de sistemas pudiendo ser utilizada de manera posterior en entornos domésticos y para determinadas actividades.

Cómo funciona una depuradora de aguas residuales doméstica

La depuradora de oxidación total acumula las aguas residuales que provienen de la vivienda. Al responder a cómo funciona una depuradora de aguas residuales domésticas hay que tener en cuenta que las aguas residuales tienden a fluir hasta el espacio de sedimentación y lodo de la tierra. Es en este momento cuando se liberan las sustancias flotantes, mecánicas y sedimentarias por el simple proceso de sedimentación —además, estas sustancias son sometidas a un proceso de hidrólisis o descomposición anaeróbica—. Desde el mismo espacio de asentamiento del agua, donde ha tenido lugar la sedimentación, el agua pretratada pasa a otro espacio de activación donde tiene lugar el proceso de limpieza biológica. Este se lleva a cabo poniendo en contacto el agua con el fango activado y con la biomasa capturada en su propio soporte.

El espacio de activación como tal se airea con un aireador de burbujas finas que se ubica en la parte inferior de la zona, así se mezcla el agua con el lodo activado y tiene lugar un nuevo recorrido de mezcla que circula por la abertura de la zona inferior hasta el espacio de sedimentación —o de asentamiento— del inicio. Ahora bien, lo que ocurre en este caso es que el lodo se separa y el agua se acaba de limpiar. Por ese mismo motivo, el agua purificada es bombeada al canal de drenaje de la bomba mamut a través de la tubería de drenaje y el lodo activado sedimentado se recircula de nuevo hasta el espacio de activación de manera hidráulica. Por otro lado, el lodo aeróbico que sobra se bombea también por la bomba mamut de fango.

El agua que se obtiene puede ser utilizada para el riego y el lodo sobrante (y solidificado) acaba acumulándose en sacos o bolsas que pueden ser retiradas fácilmente por el usuario, sin necesidad de contar con la ayuda de un camión cisterna.

Compartir publicación

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Entradas populares

Categorias

Publicaciones relacionadas

Tipos de fosas séptica

Tipos de fosas sépticas En el mercado existen una gran cantidad de fosas sépticas. Estas se diferencian entre sí en función de los materiales, así

Llamar Ahora