La Comisión Europea lleva a España ante la Justicia por incumplir la Directiva sobre el tratamiento de aguas residuales

No es el primer llamado de atención de la Unión Europea a España por la mala gestión de sus aguas residuales. Las consecuencias son catastróficas para las especies marinas, la vida humana y el medio ambiente.

Directiva Europea sobre el tratamiento de aguas residuales

La buena gestión de las aguas residuales sigue siendo una asignatura pendiente en Europa, y en particular en España.

La Directiva, es una normativa europea que tiene como objetivo proteger el medio ambiente de las repercusiones negativas de las aguas residuales urbanas procedentes de los hogares y de algunos sectores industriales. Por consiguiente, los países miembros de la Unión están obligados a tomar medidas para la correcta gestión de las aguas residuales antes de que sean vertidas en los medios acuáticos.

Esta Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales, junto con el resto de la legislación de la UE, tienen como objetivo principal proteger la salud humana y salvaguardar el entorno natural. Por esa razón, es fundamental que los Estados miembros la apliquen plenamente.

Aplicación de la Directiva para el tratamiento de aguas residuales

Según la Directiva de aguas residuales urbanas, los Estados miembros de la UE deben proporcionar:

  • un tratamiento secundario de todas las descargas de aglomeraciones de más de 2000 habitantes y,
  • un tratamiento más avanzado para las aglomeraciones de más de 10 000 habitantes en áreas sensibles designadas.

El tratamiento secundario complementa la eliminación de materia sólida de las aguas residuales urbanas con la descomposición de las sustancias orgánicas mediante el uso de bacterias.

Sin embargo, a veces, se requiere un tratamiento adicional para proteger los entornos acuáticos sensibles. Este tratamiento más estricto puede implicar la desinfección del efluente tratado para proteger las aguas de baño o de marisco. También puede implicar la eliminación de fósforo o nitratos para proteger las aguas amenazadas por la eutrofización.

Incumplimiento generalizado de las obligaciones de la Directiva

Durante las investigaciones llevadas a cabo por la Comisión Europa, se pudo constatar un incumplimiento generalizado de la Directiva en 133 aglomeraciones del país.

“La Comisión envió una carta de emplazamiento a España en diciembre de 2016. Posteriormente, en febrero de 2020, un dictamen motivado pidiéndole que cumpliera plenamente lo dispuesto en la Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas”.

Pero no solo España se encuentra en la lista de países que infringen la Directiva sobre aguas residuales urbanas. “La Comisión ha identificado hasta ahora infracciones graves e iniciado procedimientos de infracción en 17 Estados miembros, por diversas razones. Recientemente, en 2021, la Comisión remitió a Eslovenia, Francia y Hungría ante el Tribunal de Justicia de la UE y prosiguió la infracción contra Bélgica, Grecia y Eslovaquia. En febrero de 2022, Polonia y Malta también fueron remitidos al Tribunal de Justicia de la UE”.

Sin embargo, aunque se han realizado avances, España necesita seguir avanzando. España aún debe proporcionar a todas las aglomeraciones urbanas sistemas colectores. Incluso, si fuese necesario, sistemas individuales u otros sistemas adecuados, como fosas sépticas, que alcancen el mismo nivel de protección medioambiental.

España también debe redoblar sus esfuerzos para garantizar que las aguas residuales recogidas reciban un tratamiento suficiente para cumplir las normas pertinentes. Esto significa que existen aglomeraciones en las que deben construirse o mejorarse las infraestructuras, lo cual puede requerir inversiones en la construcción de nuevas infraestructuras físicas o en la mejora de las instalaciones de tratamiento ya existentes, añaden desde la Comisión.

Inconvenientes de la mala gestión de las aguas residuales

Las aguas residuales no tratadas contienen bacterias y virus que degradan la calidad del agua para el consumo humano. Pero no solo constituyen un riesgo para la salud humana, también pueden contaminar lagos, ríos, suelos, aguas costeras y subterráneas.

Por otra parte, las aguas residuales contienen nutrientes como nitrógeno y fósforo que pueden dañar las aguas dulces y el medio ambiente marino al promover el crecimiento excesivo de algas que ahogan otras formas de vida, un proceso conocido como eutrofización, describe Bruselas.

Depuración de las aguas residuales domesticas con Depuradoras MSB

Si tu casa no dispone de conexión al sistema de saneamiento público, las Depuradoras MSB son la mejor alternativa para ti. Las depuradoras domésticas MSB se han fabricado, específicamente, para el tratamiento de las aguas residuales de casas unifamiliares o pequeños edificios que carecen de conexión a una red de saneamiento público o alcantarillado.

Las MSB son una excelente alternativa para evitar sanciones administrativas por violaciones a la normativa sobre vertidos de aguas residuales. Por otra parte, también son una forma de ahorrarse dinero, facilitar el proceso de depuración desde tu propia casa y garantizar la devolución del agua, de forma sostenible, al medio ambiente.

Compartir publicación

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Entradas populares

Categorias

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Llamar Ahora