Marcado CE en depuradoras de aguas residuales.

El marcado CE en depuradoras de aguas residuales es obligatorio para proceder con su comercialización dentro del Mercado Interior de la Unión Europea. 

La marca CE es una garantía para el cliente y símbolo de la conformidad de dichas depuradoras de aguas residuales con la legislación de armonización técnica europea de Nuevo enfoque.

Sin embargo, no todas las empresas ni clientes están al corriente de la normativa vigente con respecto a este tema. Por lo tanto, este artículo pretende ser una pequeña guía sobre el significado y las consecuencias de dicha etiqueta CE en depuradoras de aguas residuales.

Mercado Interior de la Unión europea

El Mercado Interior de la Unión Europea (UE) es un espacio único y sin fronteras interiores que garantiza la libre circulación de personas, servicios, mercancías y capitales. Este ha sido uno de los logros más ambiciosos de la UE. Estimula la competitividad, el comercio y mejora la eficiencia.

La Unión Europea ha implementado y continúa implementando principios y estrategias para eliminar cualquier tipo de barrera entre los estados miembros. Entre ellas, debemos destacar los principios de reconocimiento mutuo y armonización técnica.

Principio de reconocimiento mutuo

El reconocimiento mutuo es un principio rector para productos en los que no se ha procedido a su armonización en el ámbito europeo. 

En consecuencia, a todo producto fabricado y comercializado legalmente en un estado miembro le es permitido la comercialización en cualquier otro estado de la Unión. Con la excepción de que los Estados pueden, cuando sea imprescindible para la protección de un interés público, justificar una medida restrictiva a la comercialización de un producto.

Principio de armonización técnica

La armonización técnica consiste en el establecimiento de requisitos legales comunes para cada producto o tipo de producto que se desea comercializar en Europa.

Desde 1985, existe la técnica del llamado Nuevo enfoque, cuyas principales características son las siguientes:

  • La UE se reserva la tarea de definir o armonizar, mediante directivas, los requisitos más esenciales de seguridad y salud que deben cumplir los productos industriales para poder ser comercializados dentro de la Comunidad.
  • Se deja a los organismos de normalización europeos, en este caso el Comité Europeo de Normalización y el Comité Electrotécnico Europeo de normalización, la tarea de concretar las soluciones técnicas (normas armonizadas) para alcanzar estos objetivos. También se armonizan los procedimientos de certificación (procedimientos de la evaluación de la conformidad).
  • El marcado CE debe estar incorporado en los productos afectados por una directiva de Nuevo enfoque. De lo contrario, no se podría proceder con su comercialización.

Qué es el marcado CE

El marcado CE, también es conocido como la marca CE, el certificado CE o la etiqueta CE. Simboliza la conformidad de los productos con todas las obligaciones contenidas en las directivas comunitarias.

Una vez aplicado en los productos, constituye una declaración de responsabilidad por parte de la persona física o jurídica que la ha colocado o es responsable de su colocación. Significa que el producto se ajusta a las disposiciones legales. Y que además, ha sido objeto de los procedimientos pertinentes de evaluación de la conformidad. 

El marcado CE es obligatorio. Antes de que un producto sujeto al mismo sea comercializado o puesto en servicio, debe colocarse dicha marca. Salvo en el caso de que una directiva específica disponga lo contrario.

La filosofía del marcado CE gira en torno a una preocupación principal: garantizar la fabricación de productos seguros. Que no atenten contra la salud y seguridad de los usuarios y consumidores. Ni contra la protección de bienes de interés público como el medio ambiente. 

Por lo tanto, los productos deben cumplir unos requisitos esenciales que ofrezcan y garanticen un alto nivel de protección a los usuarios y consumidores.

Marcado CE en depuradoras de aguas residuales

El actual Reglamento Europeo no. 305/2011 establece condiciones armonizadas para la comercialización de productos de construcción. 

Para la comercialización dentro de la Unión Europea (UE) de depuradoras de aguas residuales para poblaciones de hasta 50 habitantes equivalentes (he), acorde con dicho Reglamento, se requiere la etiqueta CE.

En el caso de depuradoras de aguas residuales prefabricadas y/o montadas en su destino, es necesario además la realización de un test de eficiencia de depuración de aguas para conocer el rendimiento teórico de dichas depuradoras.

Nuestra gama de depuradoras MSB, antes de su comercialización, fueron sometidas en laboratorios independientes a pruebas de eficacia a largo plazo de depuración, análisis exhaustivos de resistencia estética y a la comprobación de sus capacidades de diseño y rendimiento.

En consecuencia, después de completar el examen de conformidad, la realización de las pruebas exhaustivas y el control interno, las Depuradoras MSB recibieron el marcado CE.

Quién es el organismo notificado para el marcado CE en depuradoras de aguas residuales

La Fundación Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA) es el único Organismo Notificado para el marcado CE de depuradoras de aguas residuales, conforme a la norma UNE-EN 12566-3 (Anexo B, Ensayo de eficiencia de depuración).

La realización de este ensayo permite que los compradores y distribuidores, previo a la adquisición de la depuradora de aguas residuales, puedan conocer a priori el rendimiento de depuración que obtendrán sobre su vertido una vez tratado. Es decir, sabrán si el vertido final cumplirá los requisitos exigidos en cada caso.

¿Cómo se comprueba que una depuradora de aguas residuales cumple efectivamente con la normativa?

Antes de comercializar una depuradora de aguas residuales, el fabricante debe someterla a un procedimiento de evaluación con el fin de demostrar la conformidad del producto. Se tiene en cuenta además, lo establecido en las disposiciones de la directiva. Si se cumple con todos los requisitos, se procede a colocar el marcado CE. 

Para dicha evaluación, se debe elaborar un expediente técnico que está destinado a facilitar información sobre el diseño, fabricación y funcionamiento del producto.

Además, en el caso de las depuradoras de aguas residuales domésticas, como mencionábamos anteriormente, el fabricante debe presentar su producto ante el organismo notificado para que éste lleve a cabo tareas relacionadas con los procedimientos de evaluación de la conformidad señalados en las directivas (probar o certificar el producto, etc.).

Por otra parte, el fabricante debe elaborar una declaración de conformidad CE como parte del procedimiento de su evaluación. Esta declaración debe contener toda la información relevante acerca del producto y deberá ser firmada por la persona autorizada:

  • Nombre y dirección del fabricante o su representante legal en la Unión Europea.
  • Lugar de producción.
  • Descripción del producto.
  • Norma aplicable.
  • Características con las que el producto es conforme con las normas armonizadas.
  • Condiciones particulares aplicables según el uso previsto del producto.
  • Número del certificado de conformidad CE.
  • Nombre y puesto de la persona autorizada para firmar la declaración de conformidad CE.

Consideraciones finales acerca del marcado CE en depuradoras de aguas residuales

  • El marcado CE es un requisito legal obligatorio para los fabricantes de depuradoras de aguas residuales prefabricadas y/o montadas en su destino.
  • Los organismos notificados son organismos independientes, sin vinculación con los fabricantes. Emiten informes de ensayo neutros. Sin establecer comparaciones con otros productos ni en base a un baremo preestablecido.
  • El marcado CE muestra la conformidad del producto con la norma correspondiente. Y además, proporciona indicación del cumplimiento de los requisitos de seguridad.
  • En ningún momento, el marcado CE es una marca de calidad ni implica que el producto ofrece unas garantías o prestaciones de calidad extras. «El hecho de tener una marca de calidad no exime ni sustituye a la obligación de tener el marcado CE.«
  • Y por último, el marcado CE proporciona información al cliente sobre las especificaciones del producto.

Fuentes consultadas:

  1. Cuadernos de la Unión Europea. El marcado CE. Empresas, armonización técnica y mercado interior europeo
  2. EL MARCADO CE DE PEQUEÑAS INSTALACIONES DE DEPURACIÓN: UNA GARANTÍA PARA EL CLIENTE Y UNA OPORTUNIDAD PARA LA EMPRESA. Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua.

Compartir publicación

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Contacta con nosotros

Entradas populares

Categorias

Publicaciones relacionadas

Llamar Ahora